Bienestar

El confort de la luz del día

En los edificios de oficinas, el trabajo frente al monitor impone unas elevadas exigencias para combinar la luz del día, la iluminación y la protección frente al deslumbramiento. La elección de una protección solar automática apropiada brinda un gran confort a los usuarios y una óptima protección frente al calor y al deslumbramiento en los puestos de trabajo con ordenador.


Confort térmico

Una temperatura ambiente adecuada contribuye en gran medida a nuestro bienestar. Si hace demasiado calor o demasiado frío, nos sentimos indispuestos rápidamente. Si sudamos o nos morimos de frío en nuestra propia vivienda o en el lugar de trabajo, nuestro bienestar desaparece por completo. Por este motivo, utilizar una protección solar adecuada delante de las ventanas es muy importante. Si hace calor fuera, la protección aísla el interior contra la radiación térmica no deseada y, si fuera hace frío, deja entrar la cantidad adecuada de radiación térmica. Un cristal doble permite penetrar el 82 por ciento de la radiación solar. El suelo, las paredes y el mobiliario absorben la energía y vuelven a transmitirla en forma de radiación térmica. Por tanto, sin una protección solar adecuada, la temperatura en una casa con grandes ventanas puede ser 15 °C mayor que la temperatura en el exterior.

Las condiciones ambientales cambian a lo largo del día y de las estaciones. Con el mando de estores Griesser, podrá ajustar la protección solar a las condiciones variables del exterior según sus necesidades individuales. El ajuste es tan sencillo que aun así le quedará tiempo para dedicarse a las cosas más importantes de la vida. Un óptimo concepto de luz natural que convierte la climatización artificial durante el verano en algo superficial. Le permite ahorrarse costes energéticos y probablemente algún que otro resfriado desagradable durante el verano. Por el contrario, durante el invierno el sistema de protección solar puede ofrecer protección contra el frío y dejar penetrar en el interior los rayos de sol poco frecuentes, de forma que también se pueden ahorrar costes energéticos y, claro está, pañuelos.


Confort visual

El bienestar en la propia vivienda también significa poder decidir por sí solo cuánto se quiere mostrar de uno mismo. Con los estores y las telas de toldo estará protegido contra miradas no deseadas procedentes del exterior. ¿Desea «hermetizar» una habitación sin permanecer en la oscuridad? No se preocupe: Ajuste las lamas a la altura y el ángulo deseados: La luz entra, las miradas se quedan fuera.


Protección solar + confort visual

  • combina de forma automática luz natural y artificial
  • aumenta el bienestar en el lugar de trabajo
  • aumenta la productividad de los empleados

Protección solar + confort térmico

  • 10% de ahorro energético gracias a sistemas de protección solar automáticos (ES-SO)
  • En verano se reduce el consumo de energía eléctrica para el aire acondicionado
  • En invierno se ahorra en calefacción al aprovechar la energía solar

Temas